Policías de Bolivia se amotinan aunque el gobierno asegura que es un “acuartelamiento”

Policías de las ciudades bolivianas de Sucre y Cochabamba se declararon amotinados este viernes en protesta contra el gobierno del presidente Evo Morales.

Por su parte, el Comando General de la Policía Boliviana señaló en un comunicado que “los efectivos policiales se encuentran acuartelados y no amotinados”.

Bolivia atraviesa una grave crisis política a raíz de las elecciones presidenciales del 20 de octubre en las que fue declarado ganador Morales en medio de fuertes reclamos de fraude de la oposición.

Al menos tres personas han muerto en los enfrentamientos entre partidarios del presidente y sus detractores, que pasaron de exigir un balotaje a la renuncia del presidente y convocatoria de nuevas elecciones.

En el caso de Sucre, la capital constitucional de Bolivia, la sargento Cecilia Calani dijo a la prensa que la acción tenía como objetivo defender la “ética como institución”.

“A nosotros no pueden comprarnos, nuestra unidad no tiene precio”, dijo Calani.

Una multitud gritaba “policía amigo, el pueblo está contigo” en el exterior del cuartel de la policía, reportó la Agencia EFE.

Calani hizo un llamado a través de la televisión a los “hermanos” del ejército a no reprimir el amotinamiento además de que pidió al presidente Morales que abra un diálogo con la oposición y los movimientos cívicos.

El motín de Sucre hizo eco de uno iniciado en Cochabamba iniciado horas antes.

En esa ciudad central de Bolivia, policías de la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP) tomaron la comisaría y desde la azotea cantaban el himno y ondeaban banderas bolivianas.

Un delegado policial, con el rostro cubierto, dijo: “No es esto un grupo, es toda la guarnición de Cochabamba, estamos en repudio de este gobierno que no nos ha hecho caso en 14 años”, reportó EFE.

Según el comandante general Yuri Calderón, lo sucedido en Cochabamba es un “tema aislado” que responde a la remoción de Raúl Grandy como jefe de la policía.

La prensa boliviana también reportó que en otras localidades, entre ellas Santa Cruz y Potosí, también había intentos de sublevaciones en la Policía Boliviana.

Mientras Morales denuncia un intengo de golpe de Estado e insiste en que no va a dimitir, los partidos y movimientos sociales de oposición exigen su salida.

La Organización de Estados Americanos realiza desde la semana pasada una auditoria al recuento de votos, pero sus conclusiones no serán dadas a conocer hasta la próxima semana.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.