Evo Morales llama a la oposición a un diálogo para “pacificar” Bolivia

El presidente de Bolivia, Evo Morales, llamó este sábado a los partidos políticos a un diálogo para “pacificar” el país, inmerso en una grave crisis política y social desde las elecciones nacionales realizadas en octubre.

Morales compareció ante los medios por primera vez desde que el día antes comenzaran a amotinarse unidades de la Policía, a la que exigió que cumpla con su papel constitucional.

“Convoco al diálogo a los partidos que han obtenido asambleístas en las últimas elecciones nacionales”, dijo el mandatario, quien hizo el llamamiento “con una agenda abierta a debatir para pacificar Bolivia”, en una “reunión inmediata” durante esta misma jornada, para “instalar una mesa de diálogo”.

Las fuerzas políticas que alcanzaron esta representación fueron el gubernamental Movimiento al Socialismo de Morales, y los opositores Comunidad Ciudadana, el Partido Demócrata Cristiano y Bolivia Dice No.

Evo Morales reiteró su denuncia de que en Bolivia se está gestando un “golpe de Estado” para sacarle del poder, en el que lleva desde 2006.

“Invito a organismos internacionales, a países de cualquier parte del mundo, como también invito a las distintas iglesias (…) acompañar este diálogo y hacer seguimiento este golpe de Estado que está en marcha”, agregó el mandatario en la conferencia de este sábado.

Bolivia ha vivido jornadas de protestas a favor y en contra del presidente, huelgas y bloqueos de carreteras desde que el país celebró las elecciones presidencial el 20 de octubre.

Morales fue declarado ganador en medio de fuertes reclamos de fraude de la oposición, que exige que renuncie para convocar nuevos comicios.

Al menos tres personas murieron durante los enfrentamientos en las protestas.

Amotinamiento policial

La situación parece haber empeorado desde este viernes, con el amotinamiento de unidades policiales en varias ciudades del país.

El primer amotinamiento policial se reportó el viernes en la ciudad de Cochabamba y luego se fueron sumando unidades policiales de Sucre y Santa Cruz.

También eb Oruro, donde un grupo de policías coreados por una multitud de personas tomó “de manera pacífica” la sede de la gobernación.

Allí, un uniformado con el rostro oculto le dijo a los medios que la acción era “para recuperar la democracia”.

En Potosí, varios policías hablaron frente a los manifestantes declarando que no saldrán más a reprimir a la población.

Los policías de La Paz se sumaron este sábado a la protesta y se replegaron, dejando a las sedes del Gobierno y Legislativo bolivianos sin protección.

En la plaza Murillo, donde se encuentran las sedes de ambos poderes, un portavoz policial leyó un comunicado.

“La policía no se debe a ningún partido político, se debe al pueblo boliviano”, dijo.

“Pedimos a todos los habitantes que mantengan la calma. La policía en este momento se encuentra replegada”.

El gobierno boliviano asegura que no tiene previsto movilizar a militares ante la situación en el país.

“Convoco a la policía a cumplir con la Constitución”, dijo Morales este sábado en su alocución este sábado.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

“Convoco a todos a defender la democracia y todas las conquistas sociales”, agregó.